miércoles, marzo 25, 2009

Yue Fu para el inmortal desterrado


Bebo acompañado sólo de tus versos, venerable Li-Tai-Po,

porque sé que con el vino me llevarás contigo ante los dioses,

aunque sólo sea un hombre sin sombra y sin reflejo de la luna en mi copa,

pues tú, sabio anacoreta, con tu lira me conduces más allá de los montes

al final de los inviernos.

4 comentarios:

luna dijo...

me gusta

Annabel M. Z. dijo...

Hermosos versos.

Un saludo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias Anabel.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Grazie Lunita.