viernes, julio 31, 2009

Arte Poética by Jorge Luis Borges

Mirar el río hecho de tiempo y agua
Y recordar que el tiempo es otro río,
Saber que nos perdemos como el río
Y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
Que sueña no soñar y que la muerte
Que teme nuestra carne es esa muerte
De cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
De los días del hombre y de sus años,
Convertir el ultraje de los años
En una música, un rumor y un símbolo,

Ver en la muerte el sueño, en el ocaso
Un triste oro, tal es la poesía
Que es inmortal y pobre. La poesía
Vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
Nos mira desde el fondo de un espejo;
El arte debe ser como ese espejo
Que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
Lloró de amor al divisar su Itaca
Verde y humilde. El arte es esa Itaca
De verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable
Que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
Y es otro, como el río interminable.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

morEl poema Arte Poética de Borges es innovador en su forma, aunque también lo es en su significado. Es un juego laberíntico del lenguaje, de las palabras que se repiten, simulando tener una misma connotación, pero que en realidad significan otra cosa diferente. Borges elige estas palabras que tienen rima consonante en cada cuaterto ABBA: agua, río sueño, muerte,símbolo, años, ocaso, poesía,cara, espejo, prodigio, Ítaca, interminable, mismo.
El agua( elemento material, primigenio, palpable en el primer verso) va unido al tiempo que es intocable, efímero, ausente de materia como el agua en el cuarto verso.
Heráclito ya afirmó que "nadie puede bañarse dos veces en las mismas aguas de un río". Es un poema mágico de palabra sinuosas, esparcidas como semillas a lo largo de todo el texto.
Borges ha hecho con este poema, metapoesía. Podría seguir comentando lo que a mí me sugiere este poema y lo que quiso expresar el poeta, pero no voy a perder más el tiempo diciendo chorradas.
Hace tiempo que aprendí que sueño y realidad se parecen y que la fantasía y el sueño, son parte de la esencia del ser humano, aunque éste quiera permanecer con los ojos abiertos, perpetuándose en la realidad.

Leo Zelada Grajeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo Zelada Grajeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo Zelada Grajeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leo Zelada Grajeda dijo...

Hay un poema celebre de Cavafis que habla de Ítaca. En ese texto Ítaca es el viaje. No el final del trayecto, sino su discurrir. Para Borges: “El arte es esa Ítaca
De verde eternidad, no de prodigios”. Osea para Borges la poesía no busca lo efímero o lo intrascendente, por que su naturaleza es sabia y vasta como el río de Heráclito.
Un poeta tiene un arte poética, los demás son solo escribidores de versos.
Para leer y comprender a Borges hay que saber de literatura.Por eso Borges es el maximo escritor del siglo XX.
Gracias anónimo por tu comentario.

Laura Gómez Recas dijo...

Hola, Leo...

Respondo a tu demanda de opiniones.

Estoy totalmente de acuerdo con el análisis del comentario anónimo. Quizás esté rayando el límite y sea metapoesía. Al describir poéticamente el discurrir de la poética con este poema, Borges consigue que la palabra trascienda.

La sensación de la lectura es de una claridad que acaba por sorprender. Según se salta de estrofa a estrofa, se afianza el sentimiento de que la palabra va más allá y cruza el ángulo visible del significado. La poesía es, al fin, metalenguaje. Y la sencillez que se acumula a lo largo de los versos nos indica la grandeza del autor.

Hago mías sus palabras (privilegio del lector). Me quedé atorada en "...Sentir que la vigilia es otro sueño que sueña no soñar..." y abrí los ojos cuando Ulises prefiere su Ítaca a los prodigios del viaje. Todo el que escribe sin querer, sin pensar, sin tener que ponerse a ello... sabe que Ítaca está dentro de cada verso y el verso conduce a la mano y la mano está acordonada al corazón.

Un abrazo, Leo.
Laura

Sagrario dijo...

Como el río la vida pasa fluye y no se detiene.Cada cual anhela encontrar su propia Ítaca ,el viaje es el camino.
Las aguas de Heráclito siguen siendo el río que avanza como la vida y Borges un maestro que envuelve en estos versos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Laura, gracias por tu interesante comentario. Efectivamente podía denominarse el texto de Borges como Metapoesía escrita en un Metalenguaje.
Me gusto ello de que Ítaca está dentro de cada verso.

Un abrazO.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Asi es Sagrario. Me ha sorprendido gratamente verte por aquí. Un beso.