jueves, enero 10, 2008

Inicio del año con Babab, Hartz y Es Hora De Embriagarse

La vida de un artista consiste, a veces, en tratar de mantener el equilibrio sobre un acechante agujero negro. Hace unos días, tomando unas cervezas con un amigo, el día de mi cumpleaños, le pregunte ¿quién crees que soy? Y él me dijo: “Un poeta”. ¿Y qué es la poesía? Y él me respondió “Un dialogo con el silencio”.

Acabo de cumplir 38 años. No sé qué decir al respecto. En momentos y fechas en que las digresiones existenciales pueden ser fatales, ver cómo el trabajo literario de uno, cada día, se va consolidando, reconforta.

Dirigida por el escritor y crítico literario Luis Miguel Madrid, Babab es una de las más prestigiosas revistas culturales, en España. Acaba de salir su edición de invierno, en la que vienen textos interesantes, como una entrevista no autorizada a José Emilio Pacheco, hecha por la poeta mexicana Guadalupe Elizalde. Una esclarecedora crítica, titulada “El pasado que nunca se acaba”; Las Benévolas, de Jonathan Littell, escrita por el periodista colombiano Germán Castro. También destaca un artículo sobre Cioran, del catedrático y escritor español Andreu Navarra y una crítica de cine, de Eva Contreras, con el título: “ Bigas Luna: `Soy un hombre digital’ ”. Así como creaciones de los escritores Jaime López, Nacho Toro o Leo Zelada entre otros. Los invito a sumergirse en el universo cultural de Babab:

http://www.babab.com/no32/index.php

Hartz es, también, una rigurosa revista trimestral de poesía, dirigida por el poeta y traductor español René Letona. En esta publicación han colaborado muchas de las más importantes voces poéticas actuales. Este número cuenta con la colaboración de los destacados poetas españoles, Alejandro Duque Amusco, Aurelio González Ovies, la poeta portuguesa Adília Lópes, el poeta sirio Mohamed Al-Maghout y un servidor, con un poema inédito. Hay textos reflexivos valiosos como el de Oscar Wilde como crítico e Incidencias del yo contemporáneo. Pueden entrar a Hartz en este enlace:

http://hartz.webcindario.com/indice.html

La revista Es hora de embriagarse es una valiosa revista poética, dirigida por el poeta José Naveiras; que expresa lo más fresco de la joven poesía española y latinoamericana. Acaba de salir su número primero. Tras la buena recepción de su número 0. La versión impresa saldrá para el mes de enero; pero en este link pueden leer y descargar la versión en internet:

http://www.es-hora-de-embriagarse.net/

Estas tres revistas madrileñas, son de lo más interesantes y renovadoras, dentro del universo literario y cultural español. Les agradezco la publicación de mis escritos y recomiendo a los lectores de mi blog su lectura.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Leo, sabia que habias mandado a tomar por el culo al embajador de tu pais,a los profesores de la complutense en Casa de América, que le distes de ostia a Perez Reverte y Muchnik en el centro de arte moderno de Madrid. Pero recien el miercoles en el Bukowski te vi en acción y joder eres un autentico poeta maldito, los mandastes a la mierda a todos jajaja. Eres mi idolo.

Francisco Lopez alias el poeta oscuro

Anónimo dijo...

Yo te oir leer el Nosferatu en el circulo de bellas artes y desde esa vez soy tu fan. Nunca he escuchado leer poesía con tanta intensidad como tú.Averigue de ti en google y llegue a tu blog.



Victoria Blanco.

Anónimo dijo...

Eres el nuevo Bolaño, aqui en Madrid te admiramos. Nos vemos en Malasaña.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Francisco,

El recital del miercoles en el Bukowski, fue uno de los mejores que he dado. En la poesía uno debe entregarlo todo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Victoria,

Ese fue uno de mis primeros recitales en Madrid. Me alegra que te haya gustado mi lectura.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Varios me hace esa comparacion con Bolaño, pero la verdad es que mi poesia y narrativa es muy diferentes a la de Roberto. Yo escribo mejor jajaja.

Rémora dijo...

Eres como un kamikaze gritando escupitajos poeticos!
Tomatelo como un cumplido
Saludos desde Oviedo
Te mande un par de emails, espero no dar muchas molestias

Leo Zelada Grajeda dijo...

Remora,

Si, a veces soy un Kamikaze.
Envíame siempre dos veces el mismo mail, mi cuenta de yahoo a veces esta lleno y rebotan los mails que me envían.

Un abrazo hasta Oviedo.

RODOLFO dijo...

Comienzas con una frase magnífica: “La vida de un artista consiste, a veces, en tratar de mantener el equilibrio sobre un acechante agujero negro”. Esto me hace traer a colación no sólo las posibilidades artísticas de la poesía sino del rock, por ejemplo.
Hace muchos años, cuando el rock de España e Hispanoamérica andaba en pañales (aunque yo soy de los que piensan que mayoritariamente lo sigue estando), no eran pocos los grupos nuestros que escribían y grababan sus canciones en inglés.

Pasados los años, y tras un par de décadas en que el fenómeno pareció virtualmente desaparecido, está volviendo a producirse, poco a poco, y lo más curioso de todo es que ya no parece enfrentar tanta oposición como años atrás.
En los sesentas, setentas y parte de los ochentas, la crítica contra los hispanoamericanos que hacían rock en inglés tenía un argumento a flor de piel: la alienación: hacer música en la lengua del imperio era una rendición de alienados, una renuncia.

Esa crítica podía formularse y reformularse mil veces incluso pasando por alto el hecho elemental de que el rock, todo él, es una tradición de origen eminentemente anglosajón, y que si algo de alienación había en componer rock en inglés, no poco de alienación debía de haber también en el simple gusto por el rock, en general.

La idea de alienación, en el sentido que se le daba en esas críticas, ha sido virtualmente destruida (salvo para los nacionalistas más antropopitecos y los marxistas más cegados por la ortodoxia). Ha sido destruida, sobre todo, con la emergencia de conceptos más complejos que sirven para dar cuenta de diversos fenómenos de relación entre culturas: las ideas de transculturación, hibridación, heterogeneidad, multiculturalismo, globalización.

No, no digo que esos sean conceptos inobjetables ni muchísimo menos, ni tampoco digo que sean, siquiera, compatibles entre sí; pero allí están, así que señalo su presencia: son nociones que, viajando de la academia al lenguaje común, parecen haber convertido en obsoleta, entre muchas otras cosas, la antigua queja contra la alienación de los rockeros propios de lengua extraña.

En una escena musical post-Dead Can Dance, el mundo de Sigur Ros y Björk y M.I.A. y Manu Chao, quejarse por la lengua en que un músico decida componer sus letras resulta un tanto ocioso, al menos si lo vamos a plantear como una acusación de alienación (el tipo de acusación que, curiosamente, no persiguió con tanto rigor a los compositores de ópera que optaron por el italiano sin que ésa fuera su lengua original).

¿Quiere decir esto que la decisión de esrcibir y cantar en otro idioma no es criticable en absoluto? Lo pregunto porque entiendo que si un escritor peruano decidiera escribir novelas en inglés, no siendo el inglés la lengua en que se desenvuelve normalmente, las críticas contra esa elección le caerían de inmediato, súbitas y pesadas como un piano desde un octavo piso: las posibilidades expresivas de un artista del lenguaje se recortan en una lengua ajena.

(Pasemos rápidamente las objeciones previsibles de quienes mencionarán a Nabokov, a Conrad, a Beckett, a Wilcock, a Moro, a Huidobro, etc.: esos autores sí tenían un dominio escrito de la segunda lengua similar al que tenían en su idioma materno, de modo que no son buenos contraejemplos).

Este es el punto: la adopción del inglés coloca al artista ante las puertas (eventuales) de un público mayor, más masivo, más numeroso, y, en coyunturas como la nuestra, lo hace en un tiempo en que la distribución electrónica de la música y su proliferación online están, ciertamente, generando un mercado global en el que los productos de frontera parecen no sólo naturales sino además particularmente atractivos.

Este es, sin embargo, otro punto: ¿qué artista está dispuesto a sacrificar parte de su complejidad, su coherencia y sus posibilidades expresivas a cambio de un ticket de ingreso al mercado global (este mercado en el que el pop/rock empieza a confundirse con la categoría --transicional y pasajera-- de la world music)?

Porque, hay que decirlo, regresando al archivo más a la mano: varias de las canciones de estos grupos peruanos que componen en inglés tienen letras lamentables, y si esa pobreza tiene que ver con la autoimposición de trabajar en un idioma ajeno con la esperanza de un mejor mercadeo, vale la pena hacerles esta obervación: poco es el beneficio que lograrán poniéndose en una situación que les reduce la calidad hasta casi aniquilar algunos de sus trabajos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Rodolfo,

Interesante tu reflexión sobre el rock. Esos temas se tocaron cuando salió la movida subterránea,ellos cantaron en castellano y tocaron los temas cotidianos de la juventud limeña. Estos grupos de rock peruano que no tienen personalidad nunca me interesaron. Ser autentico es lo mejor.

Anónimo dijo...

Leo aquí en España el unico poeta latinoamericano que nos inspira respeto y admiración eres tú.Eres parte de la movida madrileña.

Coco

MAX dijo...

Leo, fomentar el buen arte es recomendar lecturas que a uno le parecen imprescindibles -libros de esos que todos deberían leer pero que, por lo común, pasan desapercibidos para muchos- es acaso el placer más grande de cualquier lector frecuente. Un placer que se potencia cuando uno tiene un blog.

A los chilenos que pasen por aquí les parecerá extraño, quizá, que, tras esta introducción, yo recomiende la lectura de Baldomero Lillo. Después de todo, Lillo (1867-1923) es un autor canónico en la historia chilena, quizá el iniciador del cuento moderno en la tradición de los vecinos australes.

Pero la verdad es que, fuera de Chile, los cuentos postnaturalistas de Lillo, sus crudos retratos del país provinciano, de las minas y la pobreza rural, son virtualmente desconocidos, sobre todo más allá de círculos académicos.

Lillo es un cuentista notable, agudo, y sus relatos son tan tensos como sea posible imaginar: nada en ellos sobra, todo en ellos apunta a la creación paulatina de un gran efecto final, emotivo pero también racional.

Es difícil pensar en muchos otros autores latinoamericanos tan claramente llevados por un afán de denuncia social y que, sin embargo, sean capaces de no desequilibrar sus textos ni volverlos panfletarios o ancilares (miren si no, la mitad de la poesía de Benedetti, o casi toda la obra de Galeano).

CINEFILO dijo...

Leo, siempre que tengo un tiempo paso por tu blog, ahora quisiera lanzarte una pregunta respecto ay quienes dicen que Noam Chomsky es el intelectual más influyente de nuestro tiempo. No es exagerado sugerir que Sacha Baron Cohen sea quizá el comediante más original. ¿Qué sucedería si los ponemos frente a frente y les damos unos minutos para conversar?

No es necesario imaginarlo: pueden ver el video de ese diálogo aquí. Sólo que Baron Cohen no aparece como su personaje popularizado en el cine, sino como Ali G, el dj-pimp-periodista que lo hizo famoso en la televisión inglesa (en el pequeño recuadro dentro de la foto).

Baron Cohen presenta a Chomsky como "my main man, professor Norman Chomsky". En algún momento de la entrevista le pregunta cuántas palabras sabe. Chomsky le dice que decenas de miles, como cualquier adulto. Baron Cohen repregunta: "¿en serio?... ¿cuáles son algunas de ellas?"...

Más adelante, cuando Chomsky explica que "bilingüe" implica el conocimiento de dos lenguas, y multilingüe el de varias, Baron Cohen le pregunta cuántas lenguas sabe alguien que es "cunilingüe"...

(A propósito del post anterior, sobre Minor, Murray y el Oxford English Dictionary: Minor no es el único lingüista sui generis en surgir de Connecticut: también, en cierto sentido, el amigo chomskiano que me hizo llegar esta entrevista, Miguel Rodríguez Mondoñedo, quien vive allí. Y si tenemos que seguir estableciendo vínculos, digamos que Baron Cohen, Borat, es primo de uno de los más reputados psiquiatras británicos --uno de esos que hacían falta cuando Minor andaba de hospital en hospital, a fines del siglo antepasado).

Leo Zelada Grajeda dijo...

Dado el tenor de los últimos comentarios creo que el nerd de Faveron y sus amigos de la grancombi, estan visitando mi blog. Creo que como criticos son un fiasco pero como humoristas involuntarios si irian a la plaza San Martin a contar sus chistes, lo mas probable es que les caerian tomatazos.

Aquiles Cacho dijo...

Zelada, me tomo la confianza de decirte que es de pesimo gusto para tus lectores que le hagas publicidad a lagrancombi ese seudo blog dizque culturoso que es un atentado contra el arte. sabemos de tu capacidad y no entendemos que te pongas a hacerle publicidad a los retoños de la argolla mas ridicula del pais.
Un abrazo desde Lima

Leo Zelada Grajeda dijo...

Total ahora me mandan un anónimo un tal Marco Alvarado hablando de Inmanencia. Bueno, son las 4 y 43 de la madrugada, creo que mejor me iré a dormir. Pero les agradezco a los anónimos los momento gracioso que me han hecho pasar.

Posdata.- Ya mencione a los de Inmanencia, así que chicos váyanse a acostar.

txe dijo...

la otra tarde o noche estuveen el buko, con mi ex compi de compi dani herrera. volvere algun dia de estos y espero conocerte, me gusta lo que haces y me gusto mucho el ambiente del bar. hasta entonces pues!

txe dijo...

lo intente! quita el passwoed!

pedro patzer dijo...

"Atahualpa Yupanqui era un filósofo del silencio" dijo la cantora Liliana Herrero, tal vez el silencio que usted aspira con la poesía, sea compatible al de don Ata.

mar dijo...

Se tendra en cuenta tus recomendaciones...
Un besito y una estrella.
Mar
P.D Gracias por tu visita nuevamente a mi eclipse.

almena dijo...

Feliz cumpleaños, Leo!!
Y gracias por los enlaces que nos ofreces. Ahora mismo voy a echarles un vistazo.

Saludos cordiales

Leo Zelada Grajeda dijo...

Txe,

Pues lastima que no nos hayamos visto en el Buk. Haber si otro dìa coíncidimos allì.

Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Pedro asi es, puede ser ese silencio del gran Atahualpa.

Un abrazo hasta Argentina.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias por el saludo Almena. Lee esas revistas, se que como buena lectora de poesía te gustaran.

Saludos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Mar, espero te guste estas revistas culturales.

Saludos cordiales.

Isabel Romana dijo...

Entrar� con sumo gusto en esos enlaces, suenan muy, muy bien. Saludos cordiales.

Gaia dijo...

Hola
y.... ¡¡Feliz cumpleaños con retraso!! aunque haya pasado ya la fecha como dice el refrán "Nunca es tarde si la dicha es buena"
Definitivamente, entraré en los links de esas revistas que recomiendas, estoy segura que son interesantes.
Gracias por tu visita a mi planeta
saludos

Gaia dijo...

He estado viendo tu entrevista del periodico digital y la verdad que tras escuchar tus palabras, estóy interesada en conseguir la novela "El modo de muerte americano". ¿Está disponible en la Librería El Bandido Doblemente Armado?
Gracias y un saludo

Ana R dijo...

..Y como siempre, haré caso de tus recomendaciones, poeta. Me ha encantado saberte ,nuevamente.Y como soy una perdida y una anárquica absoluta , espero llegar a tiempo para felicitarte el año, tu cumpleaños y, sobre todo, todos tus logros literarios.

Un abrazo

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gaia, gracias por tus saludos a mi cumpleaños. La novela esta agotada en este momento. Pero espero una reedición en España para fines del 2008.
Me alegra que te haya gustado la entrevista.

Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias por los saludos Ana, espero que disfrutes la lecturas de las revistas.

Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Isabel, leelos y luego me comentas que te parecio. Espero que tu novela vaya bien.

Saludos.

Edryas dijo...

Sí, los recitales en el Bukowski son así de sentidos.

Pero, no lo diste tú sólo, ¿no, Leo? Es que no estuve y no sé si fue un monográfico tuyo.

Pero a Francisco López, el poeta oscuro, sí lo conozco, gran poeta, nos vimos un día por ahí,quizá me recuerdes. Ya tienes mi mail, Francisco.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Edrydas,

Yo solo puedo hablar de mi parte y de algunos poetas que leen en el Bukowski y me gusta su trabajo. La gran mayoria no me gusta lo que leen. Pero como son jovenes, espero puedan mejorar. Al Bukowski iba por que tengo algunos buenos amigos poetas allí, empezando por Carlos Salem.
A ese Francisco Lopez no lo conozco como a buen sector que leen en el Buk.