martes, enero 05, 2010

Campaña solidaria con uno de los presos políticos más antiguos de América Latina: el escritor Alberto Gálvez Olaechea

Con este post me sumo a la campaña internacional que pide la libertad de Alberto Gálvez Olaechea. Esta campaña viene siendo apoyada por la Agencia de Comunicación Rodolfo Walsh.
Alberto Gálvez Olaechea fue el líder del MIR-Voz Rebelde y perteneció a la dirección nacional del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru. Organización guerrillera a la cual renunció- por discrepancias internas- el año de 1992.
Sin embargo, hago énfasis en que Alberto Gálvez Olaechea en estos últimos años ha descollado como escritor. Habiendo obtenido el primer premio del Concurso de Cuento Arte y Esperanza 2007, organizado por la Asociación Dignidad Humana y Solidaridad. También ha ganado el primer premio del Concurso Literario “¿Dónde están nuestros héroes y heroínas?” 2004, con la obra testimonial “Paulo”, organizado por Sur, Casa de Estudios del Socialismo. Siendo su narrativa una de las más autenticas e interesantes de la llamada literatura de la violencia en el Perú.
La Agencia de Comunicación Rodolfo Walsh nos señala la defensa legal de Olaechea con minuciosidad, cito:

“El 7 de agosto de 1987 fue capturado por primera vez y condenado a 12 años de prisión. En julio de1990, se fuga del penal de máxima seguridad Castro Castro, a través de un túnel, juntamente con otros presos políticos. En 1991 es recapturado y condenado a 15 años de prisión en primera instancia. En 1992 por razones de discrepancias, renuncia al MRTA. En 2006 la Corte Suprema aumentó su pena de cárcel a 24 años y el pago de la suma de 50 millones de soles, sin reconocérsele los años que estuvo en prisión desde antes de 1991, cuando lo recapturan.
En la actualidad, Alberto Gálvez Olaechea ronda los 55 años, de los cuales más de 22 los lleva en prisión. Durante todo este tiempo se ha dedicado a leer, a escribir libros, estudiar inglés, quechua, italiano y a dar clases a otros reclusos. Alberto Gálvez se ha acogido a los beneficios penitenciarios (ley 927) amparándose en los 22 años ya cumplidos en prisión (más de las ¾ partes de su condena), y de acuerdo a ello tiene derecho a libertad condicional, conforme consta en la Resolución de la Comisión técnica Penitenciaria (INPE), a favor de su excarcelación. Recientemente, y de forma por demás abusiva, la solicitud de libertad de Alberto Gálvez ha sido denegada, con lo cual se pretende tenerlo recluido hasta el año 2015, con 28 años de prisión y 61 años de edad.
Durante su reclusión, Alberto Gálvez ha perdido el derecho de todo padre de poder ver crecer a su hijo: Paulo, quién ya tiene alrededor de 18 años y estudia en la universidad. Así también Alberto ha sufrido el fallecimiento de su madre hace algunos años, sin poder haber estado a su lado. El padre de Alberto tiene alrededor de 84 años y lo ha acompañado durante todo este tiempo, alimentando la esperanza de ver a su hijo en libertad. Alberto Gálvez Olaechea ya ha cumplido su condena, no permitamos que lo entierren vivo tras las rejas. La crueldad no puede llegar a tanto”.

Habría que agregar las lúcidas palabras del periodista Raúl Wiener en el diario La primera, sobre el por qué no dejan en libertad a Olaechea, cito:

“Alberto Gálvez Olaechea ha cumplido veinte años en prisión, sin haber matado, secuestrado o hecho volar ningún coche bomba, y es autor de los más importantes estudios de balance y autocrítica sobre la guerra interna en el Perú. No estoy seguro que haya llegado a conocer a su hijo que nació mientras estaba en prisión. Pero nunca ha llorado por un privilegio carcelario que no fuese para todos los que comparten la prisión con él. Y es por sus méritos literarios que su cuento fue calificado como el mejor.
Pero, ¿por qué le siguen teniendo tanto miedo a alguien que no está haciendo ninguna apología de la violencia y que ha mantenido una postura casi estoica frente a un largo castigo? Tengo la impresión que los irrita precisamente que no se haya quebrado con el régimen que le impuso el fujimorismo y persiste en lo esencial bajo el alanismo; que les molesta sobremanera su plante, su serenidad, su capacidad de ironizar, desde la posición en que se halla; que los saca del quicio reconocer alguna superioridad intelectual en personas a las que habían motejado de “irracionales”, etc”.

En vista de lo expuesto es de justicia apoyar la libertad por motivos humanitarios del escritor Alberto Gálvez Olaechea. Por qué su visión profunda sobre el proceso de violencia en el Perú a través de la literatura es una de las mayores ofrendas por la reconciliación verdadera en la nación peruana.
Salvando las diferencias, Nelson Mandela quién estuvo preso durante mayor parte de su vida, cuando salió de la cárcel no afirmó un discurso del rencor, sino de paz en Sudáfrica. Al igual que Gálvez Olaechea quién habla de reconciliación de acuerdo a su fe católica. Si se toman el tiempo de leer los escritos últimos de Alberto Gálvez Olaechea, veremos en él una sana autocrítica del proceso de guerra interna en el país de los incas y su esperanza de que pacífica y democráticamente se solucionen las diferencias sociales en el Perú.
Para terminar comparto con ustedes un fragmento de su libro Desde el país de las sombras.



Desde el país de las sombras (fragmento)

”Soy hechura del tiempo, penetrado del polvo del camino, impregnado de los humores de la cárcel, salpicado de dolores y tristezas de los años, aunque entero y esperanzado. Dice Ernesto Sábato que los hombres son seres tan poco razonables que una y otra vez reconstruyen su esperanza. Las arrugas y las canas amagan sin decidirse a tomar posesión de sus dominios. A veces me siento cansado por los idilios y las creencias difuntas; como el coronel Aureliano Buendía, quien, perdidas ya las ilusiones juveniles, fue preguntado por su amigo Gerineldo Márquez sobre por qué seguía luchando y respondió que «de puro terco». No en vano dicen que el carácter es siempre el destino”.

Alberto Gálvez Olaechea
Desde el país de las sombras. Introducción.


Firmas de Adhesión

Leo Zelada (Perú-España). Poeta y Escritor.
Demóstenes Mamani (Perú-España). Abogado.
Jeannette Clariond (México). Poeta y traductora.
Carmen Berenguer (Chile).Poeta y escritora.
Ernesto Lumbreras (México).Poeta y crítico.
Teresa Domingo Catalá. (España). Poeta y escritora.
José Garés Crespo (España).Poeta.
Chema Rubio (España).Poeta.
Xavier Novella (España).Poeta.
María Elena Jiménez Guillén (México). Poeta.
Miguel Ángel Toledo (México).Periodista y poeta.
Cristián Vila Riquelme (Chile).Poeta y escritor.
Winston Morales Chavarro (Colombia). Periodista y poeta.
Floriano Martins (Brasil). Poeta y escritor.
Marietta Cuesta Rodríguez (Ecuador). Poeta y escritora.
Manuel Salvador Leyva (México). Poeta y escritor.
Simón Zavala (Ecuador). Poeta y escritor.
Suad Marcos Frech (Nicaragua). Poeta y escritora.
Txanba Payés (El Salvador). Poeta y periodista.
Efigenio Morales Castro (México). Escritor.
Karina Gálvez (Ecuador). Poeta.
Bella Clara Ventura (Colombia). Poeta y escritora.
Martha Elsa Durazzo (México). Escritora y periodista.
Erasmo Nava Espíritu (México). Poeta.
Héctor Medina (Colombia). Poeta.
Marina Centeno (México). Poeta.
José Flores (México). Poeta.
Palmira Ortiz (México). Poeta.
Eztor Zetta(México).Poeta.
Rigoberto Cairo(Cuba).Poeta.
Lidia Torres Molina (España).

Siguen firmas…

2 comentarios:

Baldomero. dijo...

Justicia no es venganza. El nuevo derecho penitenciario busca la rehabilitación del preso a la sociedad. A este hombre buscan liquidarlo, debemos luchar por su libertad. Gracias al poeta cubano RIGOBERTO CAIRO he conocido su caso.

R.A.B dijo...

Estos son los post que no mueven muchos comentarios.
Hombres como éste no encajan, son los outsiders de un sistema que, en efecto, se empeña en liquidarlo porque no entra en el juego de la dualidad, del "yo soy el bueno porque estoy a la derecha, o a la izquierda". Yo en lo personal tardé demasiados años en darme cuenta de la trampa, pero tarde o temprano uno acaba por caerse (si el ego te lo permite).
Pero bueno, lo que importa acá es que alguien lo saque a la luz, gente como él hay a punta pala y a los medios no les interesará mucho que se sepa. Ellos "no mueven" (ya que no entran en la dualidad), ellos, en vez de montar un montín ¡¡buscan la re-conciliación!! Eso está fuera del sistema, es inviable, no vende.
Bien por sacarlo.