sábado, mayo 17, 2008

Viaje al Salón Iberoamericano de Gijón

Estaba contento mientras veía, a través de la ventana del tren, el hermoso paisaje celta del principado de Asturias. Apenas bajé del tren me esperaba el chofer de Literastur, quien me llevo al hotel Begoña. En el coche conocí al poeta Mapuche Elikura Chihuailaf, al fotógrafo argentino Luca y al joven narrador valenciano Alberto Blandina. Hablamos sobre las literaturas indígenas mapuche e inka, el impacto de la literatura latinoamericana en las letras españolas, y de que Junot Díaz había sido el primer latino en obtener el premio Pulitzer, entre otras cosas. Nos dirigíamos a un pueblo llamado Langredo, donde estaban el resto de los escritores, llegamos a una especie de establo donde se veían vacas y una pequeña feria de productos artesanales. Esas vacas eran de color marrón claro con manchas blancas y son las reses más bellas que haya visto nunca. Luego empezamos a almorzar platos típicos de la región. Luis Sepúlveda me dio la bienvenida . En la sobremesa, conversé con una compatriota peruana que dirigía una librería en Suiza. Luego fuimos a un recital de poesía.

Posteriormente nos dirigimos al imponente recinto del Ateneo Jovellanos, donde se desarrollaba el salón iberoamericano. Tenía una deuda pendiente con este lugar; hace 3 años, justamente en mayo, yo había sido invitado a para leer mis poemas en este recinto cultural, mas al final me enfermé, y acabé en urgencias del hospital Marañón, ello motivó que regresara al Perú, y que los siguientes meses estuviera en tratamiento en la clínica Loayza y que, a su vez , fuera por primera vez a sesiones de acupuntura. Nunca hablé de este incidente, sólo un amigo que me acompañó en el avión de regreso a Lima supo de ello. Finalmente, en mi ausencia, varios poetas de Gijón leyeron mis poemas y el evento salió muy bien, según me comentaron. Pero esta vez llegué sano y lúcido a esta bella ciudad frente al mar.

Gijón tiene esa extraña belleza de las ciudades marítimas, con una arquitectura antigua crepuscular. Caminé con una amiga, actriz francesa, por su malecón y disfruté de este acercamiento con el mar. Patrick, su compañero, es occitan, de una cultura ancestral en Francia y organiza en Burdeos un encuentro internacional de música. En la noche del sábado, luego de la cena, se organizó un recital en privado, de los poetas y escritores asistentes a este importante encuentro. Se leyeron poemas en castellano, francés, portugués, occitan y quechua, mientras Americo Apiano, después de cada ronda, interpretaba sentidas canciones con su guitarra. Fue un momento mágico.

El día domingo, me tocaba presentar La antología Poética Inka y La Senda Del Dragón. Me senté y empecé a leer poemas en quechua y posteriormente poemas inéditos en castellano, de memoria, escritos en España. Para mí, subir al escenario es como subir a un ritual, y uno debe entregarse totalmente, darlo todo en la lectura. Quizás por ello mi forma de leer agrada a la gente de este país, que siento como mío.

En la noche conversé con el poeta chileno, residente en Ámsterdam, Ricardo Cuadros, amigo entrañable de Roberto Bolaño. El día lunes me tocó regresar a Madrid, y me acompañó a la estación de tren mi amigo el poeta madrileño Juan Carlos Gómez Rodríguez, con el cual hablé, entre otras cosas, de nuestra pasión en común la poesía oriental.

Mientras me alejaba de estas tierras y contemplaba su frondoso paisaje, no dejaba de pensar que este territorio celta es uno de los paraísos más bellos de España.

20 comentarios:

Javier dijo...

Veo que no paras Leo, me alegra verte con tantos reconocimientos y viajando por toda España, se te ve muy en forma, algo que tiene un mérito tremendo en poesía, con la escaso llamaiento que tienen los poetas.

Recibe un fuerte abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Javier,

La poesía si bien no es tan masiva como la narrativa, tiene menos lectores, pero muchos mas fieles y entrañables.
Voy rrecoriendo diversas ciudades de España llevando mi palabra y mi voz de una tradición que dirigia sus palabras hacia el sol.

Un abrazo.

hawwah dijo...

hola leo,

muchas gracias por tu comentario en mi blog...por lo que he leído, todo un honor..

un beso y hasta pronto

los retales de Luisa dijo...

Gracias por tu visita a mi blog Leo .Recibe un saludo .Feliz Domingo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Hawwah,

El gusto es mio. Asi que regresa cuando desees.

Un beso.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Luis, un feliz domingo para ti también.

Saludos.

More Baker dijo...

Saludos Leo, dejaste una pregunta en mi blog que no entendí. Me aclaras por fa?

almena dijo...

Tienes razón, amigo Leo. Es una tierra bellísima, al igual que las gentes que la habitan.
Enhorabuena por todas las actividades literarias en las que participas. Estoy segura de que seguirán y seguirán...
Mucho éxito en todo, Leo.

Un abrazo

marola77 dijo...

Que bella descripción de un encuentro entre poetas, cuando te leo hecho de menos eso que tenéis los poetas, los literatos, esas ganas de hablar de poemas, de escritores, de la vida, pocas veces habló con personas que les interesa eso, le llaman a la poesía " bobada, se mofan de ella"..pero, lo que no saben es que en ella está la verdadera esencia, el autentico motor, la autentica pasión de las personas, es todo eso que se siente y nop hay otra forma de expresar. Tu eres un profesional, y sabes mucho, tus poemas han sido premiados, eres una persona reconocida, al contrario que yo, una personita, perdida, un pequeño grano de arena en una playa del mediterráneo que escribe poemas a la vida, al dolor, al sufrimiento, al amor, a mis hermanas, a mi madre....pero estoy orgullosa de que lo que hago, les gusta a los demás, aunque nada más sean dos o tres personas, es emocionante cuando dejas un poema y lloran, a mi me han llorado por uno, una amiga, y eso me dejó marcada. Besos y sigue explicándonos de ti, es muy interesante y a mi me encanta.

Yamilka Noa dijo...

Hola Leo,

He pasado a conocer más sobre ti, sobre tus letras y a felicitarte por tus logros.

He aquí una amiga y poeta.

Saludos sinceros,

Y.N.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias Almena,

El recuerdo de Gijón ha sido uno de los mas bonitos que he tenido en España.

Un abrazo

MAR dijo...

Cuando el interior esta sano…lo exterior es un derrame de belleza…lo mismo sucede a la inversa…Yo he estado en lugares preciosos, pero con el corazón destrozado…es por eso ……que elijo la belleza de “adentro”, la belleza interna.
Adios Leo.
mar

Leo Zelada Grajeda dijo...

Marola,

Lo importante es que esos pocos lectores que tengas valores lo que hagas.
La literatura es mundo maravilloso, lo que hago en este blog con mis cronicas es compartir ese mundo con ustedes.

Un beso

Leo Zelada Grajeda dijo...

Yamilka,

Gracias por pasar por mi blog. Conozco bien Costa Rica, en ese pais vivi dos años.

Pura Vida.

Un beso.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Mar,

Asi es, tienes razón.

Saludos.

Anónimo dijo...

No es justo Leo, en el blog de un señoron de esos de baja calaña siguen atacandote gratuitamente, cuanto mejor te va, mas se prenden de ti estos señores, y no me parece justo, y cuando dejo algun coment apologizandote, lo censuran. La gente a la que le gusta la buena poesia siempre estara contigo Leo. Si voy por Madrid espero pederte visitar. Un Abrazo.
Maria Cecilia FUENTES - Paris

Sibyla dijo...

Hola Leo!
Gracias a que dejaste tu huella en mi blog, pude rastrearla hasta descubrirte.

Me ha gustado conocerte, me encanta la poesía y pienso que disfrutarías enormemente en ese evento cultural.
Y sí, tienes razón, las ciudades del Norte de España, son especiales.
Aunque yo vivo en el Sur y también tiene su encanto.

Un abrazo:)

Leo Zelada Grajeda dijo...

Hola Sibyla,

Es verdad las tierras del norte son especiales, pero tambien las ciudades del sur como Malaga, Granada, Sevilla donde he visto magia.

Un abrazo

Viviana dijo...

Leo:

Llego aquí por la invitación que me dejaste en mi literaturas.

Me ha sorprendido gratamente tu blog.

Soy una ávida lectora de poesía desde niña, así que estaré visitándote con frecuencia.

Saludos

Anónimo dijo...

Gracias, Leo, por invitarme a pasear por tus palabras.
Un beso,
Mercedes