jueves, septiembre 06, 2007

¡Gracias por todo Pavarotti!


Tal vez el mas grande tenor del siglo XX nos ha dejado. No solo ha muerto un gran artista sino un gran ser humano que cuando abría sus brazos en cada ópera parecía abrazar al público y dar amor a través de su música. Tanta es la grandeza de Pavarotti que decía que su padre, un humilde panadero, tenía una mejor voz que èl, pero el padre nunca pudo superar su pánico al escenario y por ello el mundo, según Luciano,se perdió el oír una gran voz. Muchos colegas de Pavarotti que escucharon a su padre pueden dar fe de ello. A manera de anécdota dicen que en casa de Pavarotti el único que cantaba era su padre.

Mas algo me desconcertó totalmente, fueron las declaraciones que escuché -hoy en la tarde en un programa de TV española- de la extraordinaria soprano española Monserrat Caballé, quien era amiga personal del gran tenor italiano y de origen humilde como Luciano.Ella declaró de que Pavarotti más allá del cariño expresado por su publico, de la fama de don Juan y amante de la vida que tenia, era un gran solitario, que en la intimidad era una persona muy tímida y de un gran corazón, ya que el aparte de la ayuda que brindó a muchas fundaciones para niños africanos y de Sudamerica en forma silenciosa, reveló entre otras que la famosa fundaciòn de ayuda a los enfermos de Sida donde participaron grandes estrellas del mundo y personalidades importantes como Nelson Mandela, la había fundado Pavarotti y que a ella le tocaba hoy, a su muerte, revelar ese secreto.Monserrat ante la insistencia de los periodistas por la revelación de que era un solitario - lo cual nos sorprendió a todos- añadió con voz entrecortada que el intenso trabajo que llevaba a Pavarotti a estar de gira por todo el planeta, le hacia estar alejado de su familia la mayor parte del tiempo. A sus amigos mas intimos - que fueron muy pocos- los invitaba a que le acompañaran a comer, jugar cartas, platicar, acompañar por ende la soledad de la mayoria de sus horas libres, hasta quedarse dormido.Al decir esto se le quebraba la voz a Monserrat y un hondo estremecimiento creo que nos inundó a todos los que la oíamos.

Decir que poseía una voz privilegiada y que su timbre y personalidad son irreemplazables en la lírica contemporánea puede parecer un lugar común. Empero Pavorrotti logró también como todo verdadero genio acercar la opera- un género por demás elitista- al ciudadano de a pie incursionando en géneros tan populares y alejados de lo que se considera la alta música como el rock. Pavarotti era un hombre de pueblo, su mayor orgullo era ver como cualquier ciudadano italiano le ofrecía por la calle sencillamente una pizza como muestra de cariño por su arte, solicitándole que cantara algo. Luciano sin sentirse cohibido por tales inesperados pedidos, con la humildad que le caracterizaba lo hacía con el mayor placer. El escenario para Pavarotti era cualquier lugar donde hubiera un agradecido oyente.

En estos precisos instantes llueve en Italia, parece ser que hasta el cielo está de luto. En el vídeo que comparto con ustedes se ve a un Pavarotti distinto, estremecido, melancólico, teniendo por momentos como única acompañante de un dolor tan inmenso a la torre Eiffel, interpretando una pieza que lleva el nombre de otro grande como Caruso. Hoy en los bares y cafés de Europa el tema principal no fue hablar de fútbol o política sino de la pérdida de un genio inigualable quien con su voz cálida y fraterna nos hizo tocar el absoluto.

4 comentarios:

Punto Crítico dijo...

Buenas, daba un paseo por la red y llegué a este blog.
Con respecto a la muerte del tenor, tal sólo resta decir, es una voz que nunca morirá, en la memoria colectiva quedarán sus cantos que parecían sacados de un verdadero cuento.

Salu2 cordiales

Leo Zelada Grajeda dijo...

Bienvenido Punto Critico a este espacio cultural. Pavarotti es unico y su recuerdo permanecera en nosotros.

Saludos cordiales.

Gaia dijo...

Bonito homenaje!!, se nos fue un gran artista y por la información que leo ahora tras su muerte y que hasta ahora era desconocida para mi, tambien una gran persona, humilde, buena y sencilla.
Como bien dices, Pavarotti tiene un lugar privilegiado en el recuerdo del público.
Me voy una semanita de vacacionesa Pirineos, ahora que todo el mundo ya esta de regreso a Madrid. Hasta pronto!
Gaia (Mar)

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias Gaia, creo que es uno de los mejores post que he escrito en mi blog.Es que me la pase escuchando ese dia constantemente a Pavarotti.

Un fuerte abrazo y buen viaje.