jueves, septiembre 27, 2007

Caminando por La Noche en Blanco

"Madrid acogerá, el próximo día 22 de septiembre, la segunda edición de La noche en blanco. Organizada por el Área de Gobierno de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, La noche en blanco forma parte de la red Noches Blancas Europa, integrada también por París, Riga, Roma y Bruselas. Se trata de una cita cultural común, que pretende acercar las expresiones más novedosas del arte contemporáneo a los ciudadanos, de manera amena y festiva. Tras el éxito de la primera edición, en el que casi un millón de personas tomó las calles de Madrid, esta segunda convocatoria volverá a contar con la colaboración de más de doscientas instituciones. Muchas de ellas se sumarán, por vez primera, a La noche en blanco, a través de un extenso programa de actividades culturales que ofrecerá a todos la posibilidad de disfrutar del rico patrimonio cultural de Madrid". Así rezaba la información de este fascinante despliegue cultural en Madrid que empezaba a partir de las 9 de la noche y finalizaba al amanecer. Y yo no me lo podía perder.

Supuestamente íbamos a realizar el recorrido con un grupo de amigos, con el que fuimos a cenar comida Hindú. Mas ellos prefirieron al final salir de la ciudad y festejar en una casa de campo. Me quede con Sara, una hermosa amiga que conocí en Salamanca . Sara salia de trabajar del diario El Mundo y me dijo que le apetecía hacer nuestra marcha cultural. Sara Guijarro es un mujer alta y esbelta, tiene un particular peinado a lo princesa Leía de la guerra de las galaxias, lo cual hace descollar su ya incuestionable belleza. Empezamos yendo al Templo de Debod una antigua contrucción egipcia de 2200 años de antiguedad donada a España en la segunda mitad del siglo XX. ( Esta tarde he ido por la zona de los Austria, donde se ven unos bellos atardeceres en los cuales se inspiro Velázquez para pintar sus cuadros).Cuando llegamos llovía y la gente empezaba a retirarse, pero justo ello, nos permite poder ver el fascinante espectáculo a pesar de las incesantes gotas de agua que caen sobre nuestras ropas.Una mujer vestida como una antigua sacerdotisa danza, mientras se oye su canto en medio de la lluvia. En la noche cuando la luz cae sobre las paredes el Templo Debod alcanzó un mágico esplendor, es ahora un pedazo de magia hecho piedra.

Nos dirigimos a Conde Duque, un imponente centro cultural donde hay varios actos simultáneos. En una de sus salas se ve una enorme instalación como si todo el patio fuera un bazar de ropa. El publico se pone las prendas y puede llevarse las que les guste, es normal ver gente que entro vestida de una forma y salir de otra muy distinta. Casi parece todo esto un baile de disfraces. En otro espacio se puede ver una película de temática abierta y aleatoria cuya rara estructura es acompañada en vivo por una orquesta de cámara. Hemos también entrado a un show de poesía experimental mas mi fiel amiga Sara se ha quedado dormida en ese evento, donde mas que la poesía lo que se respira en el ambiente es el espíritu de Morfeo. Sara ahora me abandona por que tiene que irse para madrugar y cubrir una noticia temprano para el periódico en el hipódromo. Mas al quedarme solo me topo con mi amigo Nicolas y nos hemos dirigido a Malasaña. Me fascina Malasaña, es un barrio bohemio, con mucho luz y poesía donde antaño nació la famosa movida madrileña y hoy es territorio de los espacios culturales mas interesantes de Madrid como son el club Bukowski y la librería El Bandido Doblemente Armado.

Nos dirigimos a las terrazas de la Plaza Santa Ana. Me gusta mucho tomarme una copa de vino allí , contemplar el teatro real y la estatua de Lorca. Son cerca ya de las 6 de la mañana y ya es demasiado tarde para entrar al circulo de Bellas Artes, así que enrumbamos hacia la Plaza Cibeles donde en el antiguo edificio del correo central, hay una intervención artística de luces que cada cierto tiempo cambian de color y de palabras en sus paredes mediante unos proyectores. A su costado en la Casa de América se ve una instalación con un grabación que explica la naturaleza de su propuesta. Me despido de Nicolas. Ahora voy rumbo hacia la destellante Puerta de Alcalá. En mis oídos aparece el Canon en Re mayor de Pachelbel. Estoy contento de vivir en esta maravillosa ciudad y de caminar solitario pero feliz por esta inolvidable noche en Blanco. Bien reza la frase : "De Madrid, solo el cielo".

La felicidad son pequeños momentos que uno vuelve eternos.

4 comentarios:

axelfox dijo...

menos mal que por tus tierras exísten acercamientos culturales, pobres de nosotros que incapaces somos de asistir a una magnificencia de tales vuelos....salu2

Gaia dijo...

Pues que fijate que a esta madrileña también le dio el punto de escapar al campo ese fin de semana con unos amigos. jejeje.
Me alegro que disfrutaras de la magnifica "noche en blanco".
Me alegro tambien de que Madrid te guste tanto y que sepas apreciarlo.
Creo que "los de aqui de toda la vida", lo tenemos un poco olvidado...

Leo Zelada Grajeda dijo...

Axelfox Madrid es una ciudad abierta.Deberias un dia conocerla y disfrutar de estos eventos gratuitos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gaia,

Jajaja, pero bueno te perdistes la fiesta blanca.

Madrid es una ciudad bella, como lo son también las madrileñas : )