sábado, septiembre 09, 2006

España y la nueva poética de la experiencia

Hablar de la excelencia de la poesía española –haciendo un breve tour poético– es remontarnos al siglo XVI, la Edad de Oro de la literatura española, y recordar a los maestros Luis Góngora y Francisco de Quevedo. Es degustar en el siglo XIX la lírica romántica de Gustavo Adolfo Bécquer y la poética entrañable de Antonio Machado, para a inicios del siglo XX recalar en la mítica Generación del 27 y encontrarnos con los notables poetas Federico García Lorca y Rafael Alberti. Y más adelante –posguerra civil española– con los no menos importantes Fernando Brines y León Felipe. No obstante, es escasa la información sobre la nueva hornada de poetas posteriores y menos aún sobre la poesía escrita en las pasadas décadas.


A inicios de la década de 1970 surgió en el firmamento literario de la península, la denominada generación poética de los novísimos, quienes pretendieron esbozar una propuesta vanguardista que tuvieron en Jaime Siles y Leopoldo Maria Panero a sus más conspicuos representantes.Pero a mediados de la década de 1980 surge una verdadera conmoción en el rígido y conservador parnaso poético español, con la aparición de los poetas de la experiencia.Estos se caracterizaban por un retorno a la estética neoclásica, en donde la reivindicación a poetas de los años cincuenta y en especial a Gil de Biedma, era uno de sus puntos centrales.


Básicamente, la poética de la experiencia descansaba en una lírica de corte figurativo, con temas urbanos y de referencias al pasado. Una poesía que pretendía hablar desde la cotidianidad a partir de una base coloquial y con visos metafísicos. Era un poesìa que tomaba los mejores lecciones de la modernidad sin pretender una actitud de parricidio, sino de sana aceptaciòn de sus propuestas.Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes y Luis Antonio de Villena son sus máximos representantes.

Luis Antonio de Villena es, tal vez, el más importante vate de esta poética y quién mejor que él para hablarnos sobre la corriente que profesa: “...Después de la vanguardia que significó los novísimos, hay un retorno generacional a la tradición clásica, buscando una depuración formal, con un acento en una vena neorrealista, con el afán de redescubrir el universo complejo de la cotidianidad".Los poetas de la experiencia han estado muy activos en las pasadas décadas, con poemarios que lograron inesperados lectores y con antologías para difundir la nueva poesía, participando en cuantos debates y polémicas hubo en torno a ellos y sus particulares puntos de vista. Poesía realista, que habla desde los temas cotidianos, poesía que apela a la anécdota, a temas urbanos sin renunciar a una melancólica nostalgia por los tiempos pasados. La poesía de la experiencia es fiel reflejo de la realidad española actual, hecha por ciudadanos para ciudadanos.


No obstante el tiempo que ha pasado desde sus albores, su influencia se ha dejado sentir a través de los noventa en la nueva generación de poetas que radicalizan sus propuestas estéticas. Hablar hoy de la poesía española de las últimas décadas es hablar de la insurrección lírica de los poetas de la experiencia.

6 comentarios:

nusquinha dijo...

Vaya, muchas gracias por dejarme una huellita. Que curioso que hayas llegado hasta mi pequeño recien nacido blog :o)
un abrazo para ti.

Leo Zelada Grajeda dijo...

A veces cuando tengo tiempo visitos otros blogs relacionados con la poesìa.Soy de la idea que los poetas tenemos que vincularnos con el espacio publico y sus gentes.

Un abrazo Nusquinha.

Max Estrella dijo...

Es dificil,estimado amigo,fijarse en lo que uno tiene a derecha e izquierda en su tiempo,me refiero a que en esta voragine en la que andamos metidos no hay perspectiva (salvo honrosas excepciones,como aquí veo)para apreciar a los contemporáneos o lo que es contemporáneo a nosotros.
un saludo

Anónimo dijo...

es bueno rescatar la esencia de la poesia contemporanea .Ver que lo urbano con el pasado es un binomio casi perfecto de aquellos poetas que tienen la habilidad de rescatar de la cotidianidad un dejo de belleza y de sentimientos encontrados , con cierta esperanza . Los grandes maestros de la poesia nos impulsa a los poetas de este comienzo de siglo , a superarnos dia a dia , sea el lugar del mundo . Desde el desierto mas arido hasta las calles de Madrid . Es necesario rescatar el pasado con los aires de nuevos tiempos .


COORDENADAS CHILE
EN VISPERAS DE LA CELEBRACION DE LAS FIESTAS PATRIAS .

Leo Zelada Grajeda dijo...

Asi es Marietta,

Resemantizar lo antiguo y volver lo clasico en humo,hierro y neòn.

Un abrazo hasta el desierto de Atacama poeta.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Asi es Max,

Al final uno no sabe que es lo contemporàneo,pero hay que arriegarse a dar opiniòn no?.Peor es no tenerla.