miércoles, diciembre 27, 2006

El sendero del resplandor en Jorge Eduardo Eielson por Leo Zelada


La obra poética de Jorge Eduardo Eielson es una de las más vanguardistas y puras de la poesía en lengua castellana del siglo XX. Para el público y círculo literario mayoritario español es sin embargo casi un desconocido. Y ello a pesar que sus libros han sido publicados por diferentes editoriales de prestigio en la península ibérica. Eielson sigue siendo poeta para poetas, resplandor de la palabra pura donde reside la alta Poesía.


Eielson ya a la temprana edad de 21 año era premio nacional de literatura y aún a pesar de ello, no cayo en la autocomplacencia literaria, renovándose en cada poemario, pasando de una inicial poesía simbólica y neo-clásica, a un periodo de poesía existencialista y vital para luego iniciar una aventura radical en la búsquedas de nuevas propuestas estéticas que lo llevaron a la poesía visual y la asombrosa instalación poética de los entierros tipo tesoro de pirata. Era un renacentista que apela al panteísmo para con la poesía como Leonardo, quería abarcarlo todo, sin dejar por ello la capacidad de asombro, como un niño. Lo cual lo afirma el mismo Eielson en una entrevista:

” Desde niño, como todos los niños, he amado mucho todo lo creado, sin distinción alguna. Y este amor, en cierta manera panteísta, puesto que todo ello lo percibía como algo sagrado, este amor -a diferencia de lo que sucede en los demás niños cuando se vuelven adultos- ha perdurado en mí hasta hoy, probablemente porque siempre he vivido a contrapelo con la sociedad y sus instituciones”

Decía Eielson por ejemplo que para escribir un libro solo se necesitaba amar. Un hombre como Eielson que a pesar de la perfección formal que ha alcanzado, aún transita buscando nuevos caminos estéticos sin perder la frescura de la primera mirada, es para mí un iluminado. Hace unos meses me entere de su muerte y me lamente que su fallecimiento no haya sido tan difundido en la prensa en general.

Hable del resplandor al empezar esta aproximación, como lo es toda opinión literaria sobre otro poeta. Y con esto me quería referir a que hay una tradición poética empezada por los grandes poetas clásicos de la dinastía Tang en la cual la “palabra” es reflejo de la sabiduría y su sendero, la búsqueda pura del conocimiento. En occidente hay poetas que han transitado esta vía de conjunción de “Saber” y “Poesía”desde distintas estilos como Novalis, Holderling, Edith Sodergran, Jhon Donne, T.S Eliot, Baudelaire, Borges, Martín Adán, Octavio Paz, entre otros. Dejándonos una obra en donde la poesía no solo expresa sentimientos o es trabajo de artesano de palabras, sino que tiene como motivo central la búsqueda de la belleza en la estela resplandeciente de la “Poeisis”.

Cuando los griegos querían designar conocimiento como sistema racional utilizaban la acepción de “logos”, mas cuando querían designar conocimiento creativo y vasto denominaban “poeisis” a este saber. Ahora me quiero centrar en que Eielson sea el poeta en lengua castellana que más explícitamente haya reflexionado sobre la poesía y la vocación del poeta. En múltiples poemas nos habla como un maestro comprensivo sobre su forma particular de ver la poesía. Y lo hace con una limpieza que desarma, desde una visión cotidiana, desde la paradoja sencilla que busca una iluminación dentro de nosotros. Damos como ejemplo de lo dicho este poema titulado “Papel”:



Papel
Escribo con los ojos
Con el corazón con la mano
Pido consejo a mis orejas
Y a mis labios
Cada verso que escribo
Es de carne y hueso.
Sólo mi pensamiento
Es de papel.

Estos poemas son los menos leídos por la crítica y eso es obvio por que en ellos Eielson trata de ingresar al mundo vasto de la poesía desde el asombro y la duda más que de las certezas, con un lenguaje sencillo pero preciso, incrustado de imágenes bellas que expresan una profunda sabiduría. Aquí no vemos ostentación conceptual vacua, no hay retórica impostada, y empero hay ironía velada a la academia y su forma “concebir”la poesía. El poema que nos habla estos elementos es el llamado de Materia Verbalis:



De materia verbalis
Que somos todos poetas
No cabe duda alguna
Y no sólo los humanos
Sino también el cocodrilo
Las hormigas y los monos
Son poetas. El mismo sol
Que parece el más grande de todos
Es un poeta menor
Que nos alumbra débilmente
Y no nos deja ver
Más allá de nuestros ojos
Pero hay también personas
Que jamás han escrito
Una sola palabra
Porque ellos mismos son
Confusas palabras balbuceos
De ese brillante adefesio
Que llamamos universo
Insolentes criaturas
Que atraviesan nuestro mundo
Con un zapato en la cabeza
Y un sombrero en los pies
Siempre en busca de algo puro
De incandescentes bicicletas
Que según afirman
Llevan a las estrellas
Puesto que para ellos
Dios pasea diariamente
A través de sus galaxias
Y sus átomos azules
Siempre en bicicleta
Sin darse cuenta ¡oh inocentes!
Que nada de eso existe
Que no hay ninguna bicicleta
Y que lo que ellos buscan
Sin escribir nunca nada
Ni llamarse poetas
Se llama simplementePoesía

A diferencia de Vallejo que se ha estigmatizado en la poética del dolor y Neruda en el poeta del amor-aunque estas sean reducciones caprichosas, pero que forman parte del colectivo imaginario- podríamos simbolizar a Eielson como el poeta del resplandor. Por que a través de su poesía hay una búsqueda de la expresión pura del saber y del asombro ante la vida, de la búsqueda de la iluminación en el sentido oriental y su forma de gratitud que desea expresar a través de la “transparencia” y la reciprocidad que se expresa en la última parte de su obra. En conjunto estoy hablando sobre el sendero del resplandor por donde transita la poética de Jorge Eduardo Eielson. Esta revelación no las confiesa el mismo autor al decir:


“Desde que comencé a leer y a escribir me di cuenta que el mundo era un prodigio y que mi misma existencia era un milagro. Es para agradecer ese regalo -que no sé por cuál razón me ha sido dado- que modestamente, íntimamente, hago lo que puedo para agradecerlo”.


Me he querido centrar dentro de la amplia gama de interpretaciones que tiene la obra de Eielson en la búsqueda del resplandor lo cual nos hace engarzarlo dentro de la antigua y respetada poética del conocimiento que nace con Li-Tai Po y continúa con Matsuo Bashio. Y que Eielson admiraba con fervor. Y también en como esta mirada estética engarza una poética vasta y breve a la vez. Vasta por que la obra de Eielson a pesar de ser corta en forma integra, es muy intensa y abarca casi todas las búsquedas estéticas de la modernidad. Yo solo he esbozado el Eielson de la última etapa, en el cual vislumbro un universo donde la sabiduría se encuentra más en las preguntas que en las respuestas.


Quiero acabar esta aproximamiento a la obra del maestro Jorge Eduardo Eielson con poesía como a el le hubiera gustado, y desde la incertidumbre. Contextualizo que en mucha de sus exposiciones de pintura Eielson realizo instalaciones en mucha de las cuales tenia como tema central el Quipu, que es un conjunto de nudos de estirpe incaica que sirven para guardar una numeración matemática pero que también según los últimos estudios realizados, es una forma de lenguaje también, lo cual como buen visionario que era Eilelson lo intuyo así .Este poema por lo tanto es una poética. Tal vez el ultimo destello y enseñanza que nos dejo el poeta a nosotros sus devotos discípulos.


¡Larga vida al maestro del resplandor!



Nudos

Hay nudos
Que no son nudos
Y nudos que solamente
Son nudos.

*

Hay nudos que son
menos nudos
Y nudos que sonMás nudos.

*

Pero también
Hay nudos nudos nudos
Nudos.

*

Nudos enormes
Y menudos nudos.

*

Nudos que casi
No son nudos
Y que son azules

*

Nudos de nada
y nudos de todo

*

Nudos de carne
Y nudos de hueso

*

Nudos que amanecen
y nudos que anochecen

*
Nudos de luces
Y nudos de tinieblas
Nudos amorosos
Y nudos marineros

*

Nudos que son nubes
Que son agua
Que son mares

*

Nudos que sonríen
Y nudos que sollozan

*

Nudos de corbatas
Y nudos de zapatos

*

Nudos amarillos
Que parecen anillos
Llenos de colmillos

*

Nudos que no existen
pero que resisten
Y resisten

Posdata.- Texto publicado en la revista de estudios literarios Amargord, Madrid, España, noviembre 2006.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente articulo Leo, Gran poeta Jorge Eduardo. ¡Mas alla de la muerte, siempre contigo!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias mister anonimo por sus palabras hacia mi artìculo de Eielson.

¡Contigo, hasta la muerte!

la maga dijo...

Estimado Leo,

agradezco tu visita a mi blog. He pasado a darme la vuelta por tu castillo.

De paso, te deseo un poético 2007.

Abrazos,

La MaGa

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias La Maga,

Tu tambièn pasa un buen año Poètico.

Saludos cortazarianos.

Antonio Alviárez dijo...

Feliz Año, he estado ausente con mis comentarios, pero siempre leo tus escritos.
Exito y salud en este año.

Glauca dijo...

Totalmente de acuerdo con Eielson, sin amar es imposible escribir nada!

Enorme su conocimiento creativo, ý no solo poético!
.....


Y mientras tanto nosotros seguimos anudándonos a la vida, a la música, a los sueños,...en definitiva a la poesía.

TE DESEO UN MUY BUEN 2007!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Estimado Antonio,

Exitos para ti tambièn este año 2007.

Un abrazo hasta Barcelona.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Asi es Glauka,

Eielson no solo es un gran poeta sino un gran ser humano.

Me alegro que te haya gustado este homenaje a este gran poeta.

Un abrazo y feliz año 2007.

azurazar dijo...

Amo cierta sombra y cierta luz que muy juntas,/ creo yo, azulan/...

Ya lo dijo el maestro y hace bien poeta Zelada en recordarnoslo.

Vallejo y Neruda, y en la mitad de ambas orillas que juegan a colisionar (siguiendo el ejemplo por mas reduccionista y obvio que resulte) el resplandor, las esquirlas, el poema y la vida.

Saludos grandes.

El pequeño Dardo dijo...

SIGUE SIENDO UN PLACER LEERTE. QUE BELLOS VERSOS, QUE LINDA PALABRA.

GRACIAS POR LA ÚLITMA INVITACIÓN, SIENTO NO HABER PODIDO ASISTIR.

FELIZ 2007 ZELADA, QUE TODO EN ESTE AÑO TE SEA MARAVILLOSO

UN ABRAZO FUERTE..

Leo Zelada Grajeda dijo...

Pequeño Dardo,

Gracias por tus parabiens con el nuevo año.

Esperpo puedas ir a nuestra proxima presentaciòn.

Un abrazo madrileño.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Azurazar,

Gracias por tu interesante comentario sobre Eielson.

Me dare una vuelta por tu blog.

Un saludo hasta Perù.

Z dijo...

Es un poeta que no conocía, es lo bueno que tiene esto de la red, los descubrimientos que no se dan muchas veces en la prensa.
Ya estás en favoritos, así no pierdo el blog, que soy muy despistada.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me alegro que le haya gustado este descubrimiento poètico para usted.

Anónimo dijo...

Leo, te felicito por la selección de autor y el artículo que le brindaste , sus poemas muy buenos. un poeta para recordar sin duda.

Marisa Aragón Willner