lunes, noviembre 22, 2010

Salió la antología virtual : "Madrid,La Nueva París Literaria". Pueden leer gratuitamente nuestro E-Book.

Presentación

El día 11 de septiembre, en el marco de La Noche en Blanco, se llevó a cabo, el Recital Internacional de Poesía, titulado "Madrid, La Nueva París Literaria. El evento fue coordinado por mi persona, con la ayuda de todos los poetas presentes en esta antología. Se leyeron poemas en el idioma original de los poetas, en Ingles, búlgaro, Árabe, Italiano, Quechua y Español.

En el siglo XXI, la migración es el gran fenómeno social que cruza las fronteras, creando nuevos acentos e híbridos estéticos de lo más fascinantes. Quizás la época de la experimentación vanguardias ha tocado a su fin, pero ha nacido la era de la civilización intercultural.

También es un hecho que el auge de la cultura audiovisual, ha creado como nunca canales ilimitados de información, pero paradójicamente menos comunicación que antes. En este contexto de anunciamiento del fin de la era del libro y la cultura escrita, es que el poeta se rebela contra el fin de la palabra y se repliega en su universo creativo.

De a un tiempo a esta parte, poetas de los cinco continentes del mundo, han venido a residir a Madrid. Contribuyendo de esta manera, a convertir esta ciudad, en una nueva capital literaria internacional. Si antes el rito de un joven escritor, consistía en ir a París como forma de iniciación en las letras, hoy en día Madrid, es la nueva ciudad donde se asienta, el nuevo epicentro de la poesía a nivel global.

Por otro lado, este fenómeno, coincide con que jóvenes poetas españoles, se alejan de la farándula poética peninsular, tanto del circuito oficial como del bullicio de la blogsfera lírica y las vanguardias gaseosas de las performances líricas, para refugiarse en un autoexilio voluntario y escuchar el lenguaje de la auténtica poesía.

La poesía por ende, no debe ser considerada un artículo de lujo o superficialidad, sino una manera auténtica y sensorial de diálogo. La poesía es un camino de autoconocimiento y de auténtica comunicación.

Estos años se ha venido registrando una intensa actividad poética en Madrid. Sobre todo en distintos centros culturales, librerías y pubs de los barrios madrileños, de Malasaña y Lavapiés. Esto prueba que las personas, no han renunciado al placer de oír en la voz del poeta, sus palabras, desgarros y sensaciones. Así que los agoreros del fin de la poesía se han equivocado totalmente. La poesía está más viva que nunca.

Este es solo un primer apunte sobre esta movida intergeneracional, que nace del exilio y el autoexilio. Que no tiene manifiestos, ni asociaciones donde converjan todos sus estilos. Son poetas que de forma independiente se han ido conociendo y desarrollando sus textos de manera individual, pero que aleatoriamente están interconectados.

Poéticas que van desde la micropoesía hasta el neobarroco, pasando por el multilingüismo, la pluriperspectiva del yo poético, o el alarido intenso del migrante en la gran metrópolis. Poéticas que buscan una renovación de la tradición. Poéticas escritas con rigor, estremecimiento, humor, pero a su vez, hechas con un aire de frescura. Una buena selección de estas nuevas miradas poéticas, es la que brindamos en este libro virtual.

Agradezco a Charles Olsen, quién se ha ofrecido amablemente a diagramar esta antología, creando una verdadera obra de arte.

¡Viva la poesía sin fronteras!


Leo Zelada

Posdata. Puedes leer el libro gratuitamente, apretando sobre este enlace:

3 comentarios:

NOLBERTO CESPEDES dijo...

Eres uno de mis escritores preferidos. Expresas mejor toda la volencia de la época, superando a Miguel Gutiérrez y Cueto.

Humberto Dib dijo...

Hola, Leo, entré a tu blog por casualidad y me pareció muy bueno, no quería salir sin decírtelo. Voy a seguirte.
Aprovecho para invitarte al mío que es de literatura.
Un abrazo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Antonio Ángel U. dijo...

Una bonita apuesta esta presentación. Ya veo que seguís huyendo de la RIMA como alma que corre el diablo; cayendo por una sima, vamos todos los putrefactos. Sale perdiendo la tinta que no es mente y corazón, pues no es buena la razón que solo en la razón atina. ¿Dónde queda el sentimiento del guitarrista y su canto? ¿Dónde el viento del pueblo, sin sonido en su oración? Vosotros ponéis la respuesta, que acaso la mía no.

Muchos recuerdos y saludos, Antonio U.