miércoles, junio 30, 2010

Minimal Poética de Leo Zelada. Palabras de presentación de Emilio Porta en el Museo Reina Sofía, Librería La Central.

Minimal poética lleva ya en su título un manifiesto.

Leo Zelada es un poeta que ha bebido en todas las fuentes de la cultura. Un viajero que se ha asentado en Madrid, ciudad que toma como destino y plataforma final y de nuevo inicial de su trayectoria poética. El es un poeta y un narrador, un escritor…pero es mucho más. Porque mueve Madrid. Porque se mueve en Madrid.

Su obra anterior siempre ha buscado lo esencial. Sabe que el mejor escritor es el que sabe podar bien las ramas. Y el que no se anda por ellas.

Minimal Poética es un libro fundamental en esos conceptos. Formalmente, él, que es gran conocedor de todas las formas de la poesía, decide que sólo el ritmo es necesario. La poesía es ritmo del lenguaje. Y esencia del mismo.

Esto lo consigue en este libro en todas sus páginas. Que lo poco diga mucho. Pero Mínimal Poética no sólo es forma. Es también contenido. Es una estancia del sempiterno viaje de Leo Zelada.

Es una metapoética, porque él siempre habla, aunque se dirija a los otros, consigo mismo. “Converso con el Hombre que siempre va conmigo...” decía Antonio Machado…y él lo cumple…en la mismidad y en la otredad.

Micropoesía, poesía de la brevedad, Mínimal Poética.

Un libro absolutamente conceptual y, sin embargo, tremendamente personal. Porque está acompañando siempre la soledad. La soledad abismal y geográfica del escritor, pero también del ser humano. La soledad en la gran ciudad. La soledad en el camino, incluso en los propios encuentros.

En el libro está el viaje, pero también el exilio, que nunca el poeta lo vive como maldición, sino como constatación de un trayecto. Parada y fonda. Y es que el verdadero escritor siente que escribir es ser. Sí, eso sentimos los que escribimos.

Dice Leo que el siempre habitó en el silencio y que ahora él siente que habla mucho, que habla tanto que, a veces, se pierde en lo accesorio. Yo creo que no. Porque la palabra hablada, a pesar del sonido, es compañera del silencio interior. Y que luego, tras la experiencia de la oralidad, la naranja se exprime y queda el zumo.

Me encuentro gratamente sorprendido por la autenticidad, por la profunda poesía de su lenguaje, la fuerza y la sabiduría, ambas unidas en esos pasos hablados que rezuman silencio interior.

Esto es Mínimal Poética. El zumo de lo que vive en el interior de este extraordinario poeta. No será el último vaso – y con esto hago un guiño a la preciosa edición de esta gran editorial, internacional, Vaso Roto – pero es un vaso necesario. Para que todos bebamos hasta agotar la edición. Hasta que el libro tenga que editarse de nuevo porque las existencias se han agotado y solo quede una cantidad “mínima” de este excelente manifiesto, de este excelente poemario.


Emilio Porta.- Poeta, Escritor y Periodista. Vicesecretario de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles y Coordinador de su Departamento de Publicaciones. Ha sido lector de español en Inglaterra (Tiverton y Crediton). Entre sus poemarios figuran: Compás de espera, Porlock, Anamarel, Diario despertar y Tomo secreto. Ha publicado los libros y cuadernos de viajes Trondheim, The Welsh Country y Travesía de Alfama. Es asimismo autor de la novela Destinos y Caballeros.
Ha obtenido El Premio de poesía Villa de Benasque, El Premio Internacional de Poesía Oliverio Girondo y recientemente El Premio de Poesía Blas de Otero.

10 comentarios:

Leticia dijo...

¡Guauuu! Felicidades, genial el comentario acerca de tu nuevo libro. Habrá que leerlo.

Poetiza dijo...

Felicidades. Saludos. Un gusto leerte. Cuidate.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Leticia, si es un comentario halagador de Porta. Un saludo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias Poetiza. Besos.

Anónimo dijo...

¿Se puede conseguir tu libro fuera de Madrid?
Me gustaría.
PQ

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nilton dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ciudad Somnolienta dijo...

felicidades por el libro. esa frase de "la palabra hablada, a pesar del sonido, es compañera del silencio interior" es muy buena. (el libro debe ser bueno para sacar esos comentarios).

saludos, de regreso en mexico.