lunes, octubre 19, 2009

Breve crónica poética sobre esta semana en Madrid

Estatua del oso y del madroño


Esta semana ha estado muy movida. En Madrid todos los días hay recitales de poesía. Esto es impresionante. No solo en centros culturales, sino en pubs, bares y demás espacios públicos de esta ciudad. No enumeraré todos, porque se haría largo este post. Estamos en un mini boom poético. El tiempo dirá que poetas quedarán de este despertar lírico en la capital de España.
La semana pasada pude verme después de tiempo con Paco Sevilla, con quién converse todo el martes pasado sobre la vida y la literatura. Terminamos brevemente en el piso de Juan Carlos Mestre, quien ha obtenido recientemente el premio nacional de poesía. Le di a Juan Carlos la enhorabuena. Paco me decía que parecíamos dos poetas modernistas yendo a buscar Rubén Darío. Mestre se rio con agrado de la ocurrencia.
El día jueves fui a la presentación de un poeta chilango en el centro cultural de México. Allí tuve que corregirle a Luis Alberto de Cuenca. El decía que solo Borges ejercía influencia en la poesía española. Yo le argumente que quizás eso solo sucede en su generación, ya que entre los jóvenes autores es asumida la influencia de poetas como Vallejo, Huidobro, Paz, entre otros.
Ayer domingo conocí a Plinio Apuleyo Mendoza en un almuerzo al cual fui invitado por Alberto Lauro. No concuerdo con su visión del mundo y la literatura, pero me parece un escritor interesante con un genial sentido del humor.
Bueno, este ha sido mi breve apunte sobre esta semana poética en Madrid.

6 comentarios:

Anita dijo...

Muchas gracias por tu comentario!!

I dont speak so much spanish..but I understand it!!!
you have a very interesting blog!!!

Sylvia dijo...

Wow! That's an excellent initiative. I love the bear. What is he doing? Looking for honey?

Rémora dijo...

Estoy de acuerdo en lo que le dijiste a Luis Alberto de Cuenca, pero desde luego hay que tenerlos cuadrados para corregirle :)
Saludos!

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias por venir a este blog Anita y Silvia.

Saludos.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Jajaja. Tienes razón Santiago.

Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

El Oso no se si toma miel la verdad. Es un lugar emblematico de Madrid.