martes, junio 12, 2007

Opúsculo de un Nosferatu a punto de un amanecer by Leo Zelada


Todo lo dejaste por alcanzar

el amor ingenuo nosferatu y todo lo has perdido.

Clan, familia, amigos, nación.


Ahora eres solo un apatrida excluido del género humano.


La noche es ahora tu hábitat. La oscuridad, el eclipse absoluto


que te alumbra y te acompañará toda tu existencia,


hasta la consumación incólume de los siglos,


como aquellos largos días polares sin sol


y el manto glacial permanente cubriendo el firmamento.




Has visto nacer y morir imperios, cientos de reyes has visto


desfallecer en la inclemencia imperturbable del viento y a la


soberbia raza humana caer consumida por la insomne voracidad


de los gusanos.




Como un judío errante navegaste por el mundo entero,


varias veces. Felices fueron aquellos primeros siglos sin percibir la


intermitente "angustia de morir". Hasta convertirte en lo que ahora eres:


liquen muerto, polvo inorgánico


que trasunta placida tus venas.




No hay sentimientos, eres la contemplación pura.


El hastío permanente y a pesar que varios suicidios intentaste en vano el soplo eterno


volvía a tu sangre irredenta y con ella el terrible dolor intangible del spleen:


“eres consciente de tu terrible inmortalidad".



Hoy la quieres volver a ver, sentirte vivo como al principio y quieres morir, ser libre, amar


"hasta perder el conocimiento", -El lenguaje son extraños pájaros que se lleva el leteo-


sentir la brisa fresca de las mañanas en tu pálido y verdoso rostro, aunque esto signifique por
ultimo el final de tus días.


Hoy lo has decidido, amanecerás contemplando el alba, opúsculo de un nosferatu a punto de un amanecer: "Sabes que el resplandor del sol quemando tu piel te redimirá".

5 comentarios:

Lucía dijo...

Nosferatu se sentiría halagado leyendo tu poema.
Un abrazo.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias Lucia aprecio el halago por el poema.

Un abrazo

SONIA dijo...

Bueno Leo, después de un par de visitas a mi "birria blog", como soy muy torpe en este mundo de la tecnología, acabé perdiéndote la pista pero hoy buceando(bueno casi a punto de ahogarme" en Internet, me he vuelto a encontrar contigo y con esta "oda" al que no quiere permanecer. Y me encanta esa paradoja que plantea tu poema, muchos, casi todos, matarían por ser inmortales y tu Nosferatu lo haría para ser mortal, y hay que ser muy valiente para hacer eso ¿no crees?

Me ha encantado este verso: "No hay sentimientos, eres la contemplación pura. "... Es de esas reuniones de palabras completamente subversivas que le cambian el sentido a un día cualquiera.

Un abrazo

Sonia.

Leo Zelada Grajeda dijo...

Sonia, visitare tu blog

Este poema forma parte de ese poemario con el mismo titulo.Me da gusto que le hayas encontrado la esencia a este texto mio.

Un abrazo

Deragón Nosferatus dijo...

hola gracias por el poema solo no modifiques mas la historia